Gestación

La respiración en el parto

El manejo de la respiración en el parto es esencial, para llevarlo de la mejor forma existen técnicas que colaboran con la relajación y para evitar un mayor dolor. A su vez, el trabajo de la mamá cuando da luz ayuda a al bebé porque el aporte de oxígeno aumenta a medida que ocurren las contracciones.

Hay tres técnicas que deben tenerse en cuenta y que pueden ser aprendidas en cursos preparatorios para la maternidad: la respiración abdominal, la respiración inferior (jadeo) y el pujo.

La respiración abdominal es fundamental para que las contracciones más intensas sean más “livianas” cuando empieza a dilatarse el cuello uterino. Para llevarla a cabo se toma mucho aire por la nariz, de esta forma se llenan los pulmones y el abdomen se hincha, luego se larga el aire por la boca.

El jadeo sirve para el control de las ganas de pujar en el periodo de dilatación y expulsión. El aire, tomado antes, se expulsa en forma de jadeo, la manera más aconsejable es hacerlo con la nariz y luego con la boca. Los ojos cerrados son una recomendación muy útil para no sufrir mareos.

La última técnica es el pujo. Tras tres inspiraciones cortas pero profundas de aire, se debe mantener la respiración mientras se contraen los músculos del abdomen, luego se relajan los músculos del periné y se lleva adelante el pujo.

¡No dejemos pasar estas técnicas!… Más que nada si es tu primer embarazo, a no dejar de lado las recomendaciones y a tenerlas en cuenta para un mejor parto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: