Lactancia

Un componente indispensable: el hierro de la leche de fórmula

Como todos sabemos, una sana y apropiada alimentación es la clave para una vida saludable. Más todavía en los primeros años del ser humano, donde un déficit alimentario puede ser determinante y marcarlos años venideros.

Durante el embarazo hay que pensar en que, como futura mamá, no solo nos estamos alimentando nosotras, sino que también a nuestro bebé que se está gestando. Una vez que el bebé nace, se debe continuar con una alimentación completa.

Uno de los conflictos que puede aparecer es la deficiencia de hierro, ¡y claro, los más pequeños son los más afectados!

Para disminuir el riesgo de anemia es importante mirar lo que el bebe ingiere.

Una opción recomendada por los pediatras es darle un suplemento de hierro y amamantarlo. En caso de que la lactancia no sea posible, la leche de formula es la siguiente mejor opción. ¿Por qué no la leche de vaca? ¡Sencillo: la Leche de Vaca no tiene la cantidad necesaria de hierro y la absorción de este hierro es más baja!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: